top of page
Search
  • APSI

¿Qué es el modelo etiológico y cómo nos ayuda a entender la conducta de riesgo?


El Modelo etiológico, que se basa en el proceso de socialización y en la Teoría del comportamiento planificado (teoría líder en el contexto de la ciencia de la prevención), y explica los determinantes (causas) de los comportamientos problemáticos, como el uso de sustancias psicoactivas. Además, el modelo ofrece oportunidades para identificar en dónde se puede llevar a cabo una intervención eficaz. De esta manera, se puede ayudar a responder a una de las preguntas más frecuentes en relación con el uso de sustancias psicoactivas: ¿por qué la gente usa sustancias, especialmente cuando las consecuencias de dicho consumo pueden llevar a consecuencias graves?


La Teoría del comportamiento planificado afirma que las creencias y actitudes sobre un comportamiento desempeñan una función importante en la decisión o intención de llevar a cabo un comportamiento. Pero, ¿cuáles son los factores que influyen en ese proceso de decisión?


El Modelo etiológico nos ayuda a comprender esos factores. El término etiología es el estudio para determinar los factores específicos que causan o están relacionados con un resultado de salud o comportamiento, y los factores que producen o predisponen hacia una determinada enfermedad o trastorno. En el caso de un comportamiento problemático como el consumo de sustancias, no hay un factor o conjunto de factores claros implicados; en general, se trata de un proceso interactivo entre un individuo y su entorno a nivel micro y macro. El Modelo de Etiología también identifica oportunidades para intervenir con intervenciones de prevención. Veamos los componentes del proceso:


El Modelo etiológico nos ayuda a comprender esos factores. La etiología es el estudio que determina los factores específicos que causan o están relacionados con un efecto en la salud o el comportamiento, así como los factores que producen o predisponen una enfermedad o trastorno. Para un comportamiento problemático como el uso de sustancias, no existe un factor claro o conjunto de factores involucrados; en general, es un proceso interactivo entre un individuo y sus entornos micro y macro. El Modelo etiológico también identifica oportunidades para intervenir con intervenciones preventivas. Veamos los componentes del proceso:


  • Características personales Cuando nacemos, tenemos características biológicas y fisiológicas propias que nos hacen únicos. Estas dan forma a nuestra forma de comportarnos e interactuar con nuestros entornos. Los entornos positivos nos apoyan en nuestro desarrollo; los entornos negativos pueden interferir con el desarrollo y hacernos vulnerables. Las intervenciones preventivas apoyan un desarrollo positivo e intervienen de manera efectiva para ayudar a aquellos en riesgo.

  • Influencias ambientales También nacemos en entornos micro y macro, que pueden desempeñar un papel en el inicio, continuación y progreso del uso de sustancias psicoactivas. En los entornos micro encontramos las influencias inmediatas o más cercanas a nosotros, como la escuela y familia. Las intervenciones escolares ayudan a los jóvenes a desarrollar habilidades importantes para la vida, tener comportamientos saludables y tomar decisiones positivas para su salud y bienestar. Los entornos macro son el vecindario, la comunidad y la sociedad más amplios. Nuevamente, la programación preventiva a nivel macro fomenta normas prosociales que protegen contra influencias negativas en los jóvenes, como la publicidad que promueve el consumo de tabaco y alcohol en menores de edad.

Las interacciones entre estos entornos, tanto a nivel micro como macro, así como pueden ser positivas y resultar en nuestro desarrollo y crecimiento como adultos productivos, también pueden ser negativas y provocar estrés y posiblemente nuestra participación en comportamientos o estilos de vida potencialmente perjudiciales. Es importante enfatizar que este proceso ocurre a lo largo de toda la vida a medida que interactuamos con diferentes entornos micro y macro.


¿Puedes pensar en cómo estas interacciones pueden aumentar la vulnerabilidad para participar en el uso de sustancias y otros comportamientos dañinos? ¿Qué tipos de intervenciones pueden marcar la diferencia?


¡Te invitamos a dejar tus respuestas en los comentarios y comenzar la conversación!

 

UNODC, 2013.


Sloboda, Z. (2015). Vulnerability and risks: Implications for understanding etiology and drug use prevention. In Scheier, L. M. (Ed.). Handbook of Adolescent Drug Use Prevention: Research, Intervention Strategies, and Practice. Pp. 85-100. Washington, DC: American Psychological Association.

23 views0 comments
bottom of page